Uveítis

Uveítis

La uveítis es una inflamación e hinchazón en la capa del ojo llamada úvea. Puede causar daño al tejido ocular, llevando a pérdida permanente de la visión.

Dentro de los síntomas están:

Enrojecimiento

Sensibilidad a la luz

Dolor ocular

Visión borrosa

Aparición repentina de visión de moscas volantes, flotadores o nubes que se mueven en el campo visual.

Entre los tipos de uveítis están:

  • Uveítis anterior: implica la inflamación de la parte frontal del ojo. Comienza repentinamente y los síntomas pueden durar semanas –algunos son constantes y otros desaparecen y regresan.

  • Uveítis central o intermedia: es la inflamación del área estrecha ubicada entre el iris y la coroides. Los síntomas pueden durar de algunas semanas a muchos años. Esta variante puede ser cíclica, algunas veces mejora y otras empeora.

  • Uveítis posterior: es la inflamación de la coroides (la capa de vasos sanguíneos y tejido conectivo entre la parte blanca del ojo y la retina). Si se afecta también la retina se llama coriorretinitis. Puede producir pérdida de visión de intensidad variable, dependiendo del tamaño y la localización de la cicatrización. Si se afecta la parte central de la retina, denominada mácula, la visión central se deteriora. Puede manifestarse de forma gradual y puede durar años.

La uveítis puede ocasionar las siguientes complicaciones, de no ser tratada:

  • Cataratas
  • Desprendimiento de retina
  • Glaucoma
  • Hemorragias intraoculares
  • Líquido en la retina (edema macular quístico)
  • Pérdida de visión

La uveítis debe tratarse de inmediato para evitar problemas de larga duración. El ojo rojo que no se resuelve rápidamente, debería ser evaluado y tratado por un oftalmólogo con carácter de urgencia.

Ver vídeo 

FaLang translation system by Faboba

Solicitar cita online

Puede solicitar su cita a través de nuestra página web, click aquí para ir al formulario