Glaucoma: Ladrón silencioso de la visión

Glaucoma: Ladrón silencioso de la visión

El glaucoma, conocido comúnmente como “el ladrón silencioso de la visión”, es una enfermedad ocular producida por el aumento de la presión intraocular, la cual ocasiona daño progresivo e irreversible al nervio óptico.

Dentro de los tipos de glaucoma están:

▪Glaucoma primario de ángulo abierto: es el tipo más común de glaucoma. Se produce gradualmente, cuando el ojo no drena tan bien como debería el fluido que constantemente está produciendo internamente (similar a un drenaje atascado). Como resultado, la presión del ojo aumenta y empieza a dañar el nervio óptico. Este tipo de glaucoma no es doloroso y no causa ningún cambio en la visión al inicio.

▪Glaucoma de ángulo cerrado (también llamado "glaucoma de ángulo estrecho"). Este tipo se produce cuando el iris está muy cerca del ángulo de drenaje en el ojo. Cuando éste queda bloqueado por completo, la presión ocular aumenta rápidamente. A esto llamamos ataque agudo y se trata de una verdadera emergencia ocular, por lo que se debe contactar al oftalmólogo de inmediato. De lo contrario, el paciente podría perder completa e irreversiblemente la visión.

El daño por glaucoma es permanente, no puede revertirse. Sin embargo, la pérdida progresiva de visión puede detenerse por medio de medicamentos y/o cirugía.

El glaucoma es la causa principal de ceguera en personas mayores de 60 años.

Consulte periódicamente a su oftalmólogo.

Haz tu cita con uno de nuestros especialistas en glaucoma 

FaLang translation system by Faboba

Solicitar cita online

Puede solicitar su cita a través de nuestra página web, click aquí para ir al formulario