Español
Enfermedades retinianas

Enfermedades retinianas

18 Mayo 2023

La retina es el revestimiento de la parte posterior del ojo. Este revestimiento transmite la luz al cerebro a través del nervio óptico y ayuda al cerebro a identificar lo que vemos. En el centro de la retina se encuentra la mácula, donde se enfoca la luz para que la visión sea nítida y clara. Entre la retina y el cristalino, en la parte anterior del ojo, hay un espacio lleno de líquido vítreo, que es transparente y de consistencia gelatinosa.

Las enfermedades retinianas afectan a cualquiera de estas estructuras. Dado que la retina y la mácula forman parte integral de la visión, una enfermedad en esta parte del ojo puede disminuir la visión de forma temporal o permanente. Por lo tanto, cualquier síntoma relacionado con una enfermedad retiniana debe ser evaluado por un especialista en retina lo antes posible. Algunas enfermedades de la retina pueden detectarse durante exámenes oftalmológicos rutinarios antes de que se manifiesten los síntomas. Esto es ventajoso porque nos permite la mejor oportunidad posible para ralentizar o detener el proceso de la enfermedad.

Entre los ejemplos de afecciones categorizadas como enfermedades retinianas se incluyen:

  •        Degeneración macular
  •        Desgarro o desprendimiento de retina
  •        Agujero macular
  •        Retinopatía diabética

Los síntomas de las enfermedades retinianas incluyen:

  •         Ceguera nocturna
  •         Moscas volantes en el campo visual, especialmente la aparición repentina de manchas
  •         Oscurecimiento de la visión central o periférica
  •         Destellos de luz
  •         Dolor ocular intenso
  •         Pérdida repentina de visión
  •         Distorsión de las palabras impresas al leer
  •         Distorsión de la visión central, como líneas onduladas
  •         Sensibilidad extrema a la luz

Las afecciones retinianas pueden ser graves y causar pérdida de visión. En muchos casos, existe tratamiento para preservar la visión y ralentizar su progresión. Los métodos de tratamiento se desarrollan en función del tipo de daño retiniano y de la gravedad de la enfermedad. En algunos casos, puede administrarse medicación para favorecer la función visual. A veces, como en el caso del desprendimiento de retina, puede ser necesaria una intervención quirúrgica menor.

FaLang translation system by Faboba

Solicitar cita online

Click aquí para ir al formulario