El polvo del Sahara y la visión

El polvo del Sahara y la visión

La presencia de polvo del Sahara es un fenómeno que trae consigo una disminución de las precipitaciones. Este suceso climático acarrea millones de partículas diminutas que pueden ser respiradas con facilidad. El polvo del Sahara puede causar complicaciones de salud como alergias y calor.

Es importante no exponerse a este polvo para evitar conjuntivitis, picor y ardor en los ojos, resequedad ocular y alergias oculares. Los pacientes asmáticos pueden verse afectados.

Se recomienda:

LAVARSE LA CARA. Si se siente la sensación de cuerpo extraño en los ojos, lavarse la cara con abundante agua.

LÁGRIMAS ARTIFICIALES. Se pueden utilizar tantas veces sea necesario. En caso de sensación de arenilla, resequedad o ardor, se pueden utilizar hasta ser evaluado por un especialista oftalmólogo.

USAR LENTES. Utilizar equipos de protección personal apropiados como gafas protectoras, mascarillas o pañuelos de tela humedecidos para cubrir nariz y boca.

CUIDADO DE NO LEVANTAR POLVO EN CASA. Humedezca los sectores de su casa antes de barrer para evitar levantar el polvo que pudiera acumularse.

FaLang translation system by Faboba

Solicitar cita online

Puede solicitar su cita a través de nuestra página web, click aquí para ir al formulario