El Glaucoma, ladrón silencioso de la visión

El Glaucoma, ladrón silencioso de la visión

El glaucoma, conocido comúnmente como “el ladrón silencioso de la visión”, es una enfermedad ocular producida por el aumento de la presión intraocular, la cual ocasiona daño progresivo e irreversible al nervio óptico. Existen muchos tipos de glaucoma y el médico oftalmólogo es el profesional capacitado para diagnosticarlo.

Hay dos tipos de Glaucoma:

  • · Glaucoma de Angulo Abierto: Este es el tipo más común de glaucoma. Se produce gradualmente, cuando el ojo no drena el fluido tan bien como debería (similar a una drenaje atascado). Como resultado, la presión del ojo aumenta y empieza a dañar el nervio óptico. Este tipo de glaucoma no es doloroso y no causa ningún cambio en la visión al inicio.

  • · Glaucoma de Angulo cerrado: Este tipo se produce cuando el iris de una persona está muy cerca del ángulo de drenaje en el ojo. El iris puede bloquear el ángulo de drenaje. Cuando el ángulo de drenaje queda bloqueado completamente, la presión ocular aumenta rápidamente. Esto se llama ataque agudo. Se trata de una verdadera emergencia ocular y debe llamar al oftalmólogo de inmediato; de lo contrario, pudiera quedarse ciego.

Existen factores que pueden predisponer a padecer de glaucoma: antecedentes familiares; trauma o inflamación ocular; miopía; hipertensión arterial; diabetes; raza negra; edad mayor de 50 años, entre otros. Si bien es cierto que estos son factores predisponentes, el glaucoma puede afectar a personas de todas las razas y edades

En la actualidad, el glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible a nivel mundial. Más de la mitad de las personas afectadas por esta grave enfermedad visual no saben que la padecen, por lo que es de especial importancia el examen oftalmológico anual.

FaLang translation system by Faboba

Solicitar cita online

Puede solicitar su cita a través de nuestra página web, click aquí para ir al formulario