Español
El cloro en tus ojos es una emergencia oftalmológica

El cloro en tus ojos es una emergencia oftalmológica

27 Junio 2024

El cloro, un desinfectante comúnmente utilizado en los hogares, puede representar un peligro significativo para la salud ocular si entra en contacto directo con los ojos. Esta sustancia química, aunque efectiva para eliminar bacterias y mantener la higiene del agua, puede causar irritación severa e incluso lesiones graves si no se maneja adecuadamente. Cuando se produce el contacto accidental con los ojos, es crucial reconocer la gravedad de la situación y buscar atención médica inmediata para minimizar el daño y evitar complicaciones mayores.

Impacto del cloro en los ojos

El cloro es altamente irritante para los tejidos sensibles del ojo. Cuando entra en contacto con la córnea, la capa transparente que cubre la parte frontal del ojo, puede causar una serie de reacciones adversas, incluyendo:

  • Irritación y enrojecimiento: inmediatamente después del contacto, los ojos pueden enrojecerse y comenzar a arder intensamente.
  • Sensación de quemadura: muchos pacientes experimentan una sensación de quemadura severa debido a la reacción química del cloro con la superficie ocular.
  • Visión borrosa: la irritación puede provocar temporalmente visión borrosa o afectar la capacidad para abrir los ojos adecuadamente.
  • Lesiones corneales: en casos más graves o si el contacto no se trata rápidamente, el cloro puede causar lesiones en la córnea, incluyendo erosiones o úlceras corneales.

Acción inmediata y tratamiento

Ante el contacto accidental con cloro en los ojos, es crucial tomar medidas rápidas y efectivas:

1. Lavado abundante: enjuagar inmediatamente los ojos con agua fría y limpia durante al menos 15 minutos. Esto ayuda a eliminar el cloro de la superficie ocular y reduce la intensidad de la reacción química.

2. No frotar los ojos: es importante resistir la tentación de frotarse los ojos, ya que esto podría empeorar la irritación y potencialmente dañar la córnea.

3. Buscar atención médica: aunque el lavado inicial con agua puede aliviar la mayoría de los síntomas, es esencial buscar atención médica oftalmológica de inmediato. Un oftalmólogo podrá examinar los ojos de manera más exhaustiva, evaluar cualquier posible lesión y proporcionar el tratamiento adecuado para prevenir complicaciones a largo plazo.

FaLang translation system by Faboba

Solicitar cita online

Click aquí para ir al formulario