Español
Consejos para evitar el ojo seco en invierno

Consejos para evitar el ojo seco en invierno

07 Diciembre 2023

Con la llegada del invierno, muchas personas experimentan un aumento en los síntomas del ojo seco. La combinación del aire frío y seco, y otros factores estacionales pueden contribuir a esta molestia ocular. 

El ojo seco es una condición en la cual no hay suficientes lágrimas para lubricar y nutrir adecuadamente el ojo. Puede resultar en enrojecimiento, picazón, sensación de arenilla y visión borrosa. En invierno, varias razones contribuyen a un mayor riesgo de ojo seco:

Aire frío y seco: las bajas temperaturas y la baja humedad en el exterior pueden evaporar las lágrimas más rápidamente, dejando los ojos desprotegidos.

Viento frío: las ráfagas de viento frío pueden aumentar la evaporación de las lágrimas y causar irritación.

Consejos para prevenir el ojo seco en invierno:

Hidratación adecuada: asegúrate de beber suficiente agua para mantener tu cuerpo bien hidratado, lo que también beneficia la producción de lágrimas.

Uso de humidificadores: coloca humidificadores en interiores para mantener un nivel de humedad adecuado en tu hogar u oficina.

Protección contra el viento: usa gafas de sol para evitar que entren partículas en tus ojos.

Pausas visuales: si trabajas frente a una pantalla durante largos períodos, realiza pausas para parpadear y descansar tus ojos.

Uso de gotas lubricantes: aplica gotas lubricantes para mantener tus ojos hidratados, especialmente si pasas mucho tiempo en entornos climatizados artificialmente.

Evitar frotarse los ojos: el acto de frotar los ojos puede empeorar la sequedad y causar irritación.

Si a pesar de seguir estos consejos los síntomas de ojo seco persisten o empeoran, es importante consultar a un oftalmólogo. 

FaLang translation system by Faboba

Solicitar cita online

Click aquí para ir al formulario