¿Cómo cuidar los lentes de contacto?

¿Cómo cuidar los lentes de contacto?

Riesgos de los lentes de contacto

Los lentes de contacto con mucho tiempo de uso, o que no se ajustan bien, pueden rayar sus ojos. También pueden hacer que los vasos sanguíneos crezcan en la córnea, una condición peligrosa que podría amenazar su visión.

Las gotas para los ojos pueden causar problemas con sus lentes de contacto, por lo que es preferible evitar las gotas oftálmicas cuando los use. Sin embargo, puede utilizar gotas humectantes o lubricantes libres de conservantes, según lo recomendado por su oftalmólogo.

Si sus ojos están muy rojos, si siente dolor, si lagrimea en exceso, o si tiene sensibilidad a la luz, quítese los lentes de contacto y llame a su oftalmólogo de inmediato. Por igual, si tiene visión borrosa o nota secreción (supuración o pus) proveniente de su ojo. Estos pueden ser síntomas de problemas oculares graves.

Cuide bien sus lentes de contacto

Siempre se deben limpiar y desinfectar los lentes de contacto antes de volver a colocárselos. Existen diversos sistemas de limpieza, la elección depende del tipo de lente que utilice, si tiene alergias o si sus ojos tienden a formar depósitos de proteínas. Pregunte a su oftalmólogo qué tipo de solución de limpieza debe utilizar en su caso.

Tenga especial cuidado al limpiar y almacenar sus lentes de contacto, asegúrese de que lo hace de forma correcta para evitar infecciones oculares peligrosas.

Siga estas instrucciones:

  • Mantenga el horario que su oftalmólogo le indique para utilizar y reemplazar sus lentes.
  • Siga las instrucciones de su médico, del fabricante de lentes de contacto y del fabricante de la solución de limpieza de lentes para limpiarlos y almacenarlos. Si guarda sus lentes en el estuche durante mucho tiempo, lea las instrucciones para saber si debe volver a desinfectarlos antes de utilizarlos. Nunca use sus lentes de contacto si han estado guardados durante 30 días o más, sin antes desinfectarlos.
  • Asista periódicamente a exámenes oftalmológicos. Los lentes de contacto pueden deformarse con el tiempo y su córnea puede cambiar de forma. Para asegurarse de que sus lentes se ajusten correctamente a sus ojos, y que la prescripción sea la correcta para usted, consulte a su oftalmólogo con regularidad.
  • El agua y los lentes de contacto no se deben mezclar: mientras los tenga puestos, no se duche, no nade en el mar o piscina, no use jacuzzi, ni desarrolle ninguna actividad en la que el agua pueda entrar en contacto con sus ojos. 
  • No duerma con lentes de contacto de uso diario.

Limpiar y rehidratar los lentes de contacto

  • Lave sus manos con agua y jabón y séquelas con una toalla, sin hilos sueltos, antes de tocar sus lentes de contacto.
  • Utilice el método de limpieza de “frotar y enjuagar” sin importar el tipo de solución de limpieza para lentes de contacto que compre. Frote sus lentes de contacto con los dedos limpios, luego enjuague los lentes con solución. Use este método incluso si la solución que está usando es del tipo "sin frotar".
  • Nunca ponga los lentes de contacto en la boca para humedecerlos, la saliva no es una solución estéril.
  • No enjuague ni almacene los lentes de contacto en agua (agua corriente o estéril).
  • Nunca utilice una solución salina casera.
  • No use solución salina o gotas humectantes para desinfectar sus lentes de contacto, estas no son desinfectantes.
  • No vierta la solución para lentes de contacto en una botella diferente. La solución ya no será estéril.
  • Asegúrese de que la punta del frasco de la solución no toque ninguna superficie. Mantenga la botella bien cerrada cuando no la esté utilizando.

Cuide el estuche de sus lentes de contacto

  • Mantenga siempre limpio el estuche de sus lentes de contacto: enjuáguelo con una solución estéril para lentes de contacto (no con agua de la llave) y deje el estuche vacío y abierto para que se seque al aire.
  • Sustituya el estuche al menos cada tres meses; si se agrieta o se daña, cámbielo de inmediato.

¿Los lentes de contacto son adecuados para usted?

Millones de personas en todo el mundo eligen usar lentes de contacto para corrección visual, sin embargo, esta solución no es la ideal para todos. Si usted presenta algunas de las siguientes condiciones, es recomendable que no use lentes de contacto:

  • presenta infecciones oculares frecuentes;
  • tiene alergias severas, de difícil tratamiento;
  • tiene ojo seco;
  • trabaja o vive donde hay mucho polvo;
  • no puede cuidar adecuadamente sus lentes de contacto.

La córnea y la película lagrimal deben estar sanas para que se sienta cómodo y vea claramente con lentes de contacto.

Para usar lentes de contacto de manera segura, debe comprometerse a cuidarlos adecuadamente y reemplazarlos cuando sea necesario. Hable con su oftalmólogo para analizar sus necesidades y expectativas de visión, y ayudarle a decidir si los lentes de contactos son una buena opción para usted.

FaLang translation system by Faboba

Solicitar cita online

Puede solicitar su cita a través de nuestra página web, click aquí para ir al formulario