Bótox: para mejorar las arrugas

Bótox: para mejorar las arrugas

La inyección de toxina botulínica es una alternativa no quirúrgica para el
levantamiento de cejas, así como para mejorar las arrugas de la frente
y alrededor de los ojos. Este método ha sido aplicado con fines terapéuticos
durante más de 20 años para tratar diversas afecciones, entre ellas el tratamiento de las arrugas superficiales o profundas en personas de 18 a 65 años de edad.

Las arrugas son marcas dinámicas causadas por músculos excesivamente activos. Las arrugas y líneas de expresión se producen al gesticular y mostrar emociones repetidamente a través de nuestro rostro, sea tristeza, enojo o alegría: nuestro cerebro envía la orden de movimiento a los músculos de la cara, liberando un neurotransmisor llamado acetilcolina, el cual ocasiona la contracción de los músculos. La toxina botulínica bloquea este neurotransmisor, por lo que los músculos no reciben la orden, quedando en reposo o inactivos. La piel que los recubre se relaja y, progresivamente, las líneas de expresión comienzan a desaparecer. Al no haber movimiento en la zona tratada, se evita la aparición de nuevas arrugas.

¿Quieres recibir inyecciones de toxina botulínica para las arrugas?
Evalúate con un oftalmólogo especialista en oculoplastia, quien es el profesional con especial conocimiento de los músculos y estructuras que rodean el ojo.

¿Te gustaría ser evaluado por uno de nuestros especialistas?

Haz tu cita

FaLang translation system by Faboba

Solicitar cita online

Puede solicitar su cita a través de nuestra página web, click aquí para ir al formulario